Opinión.
 
Flavio Giménez.
Poesía.
Cuentos.
Opinión.
Pagina comunitaria.
El Pez y pececitos!
¡¡¡No miren estas fotos!!!
Curriculum vitae.
Mis enlaces.
Ensayo.
Opinión.
 
17 de Octubre:
El pueblo reafirma su la lealtad a Perón.
La derecha confirma no tener patria ni bandera.
imagen
Este 17 de Octubre amagó con día de fiesta, para los leales a Perón y para aquellos que sin ser peronistas, reconocen en la figura del General las dotes del líder que con aciertos y errores supo forjar un país distinto, donde los derechos sociales y el ascenso de las clases mas desprotejidas fuesen las principales políticas de Estado.
32 años pasaron desde aquel doloroso 1 de julio en que el viejo líder partiera, y tras ellos, la parodia Isabelista, la más sangrienta dictadura civico-militar, 1 gobierno radical inconcluso, 10 años de imperio y entrega Menemista, la penosa huida de De la Rua y su triste Alianza pseudo progresista, 6 presidentes en una semana y por fin, la primavera K, que a pesar de la insuficiencia en algunos aspectos sociales, demostró hasta el momento la sana voluntad de no ceder ante los intereses político-económicos locales y extranjeros, que tras la muerte del líder de los trabajadores, sumieron al país y al pueblo en la peor de las miserias y que fueron expulsados del poder por la resistencia popular el 19 y 20 de diciembre de 2001. Todo esto debió soportar la Argentina y 32 años después el 17 de octubre volvía a ser de sus propios dueños, de Perón y su gente, y justamente esto es lo que a muchos no les gusta, ni les conviene, si el pueblo recupera su historia, su identidad y su mística, ya ningún cacique podrá venir a comprarlo con promesas ni choripanes. Si la simple gente vuelve a meterse en lo que les corresponde y a reconocer a los nuevos dirigentes sociales, ni los Duhalde, los Macri, las Carrió, ni ningún facho disfrazado podrá ofrecer sus espejitos de colores, que es lo que les está pasando hoy a quienes no pueden caminar por las calles de sus propios barrios sin la compania de sus patotas sindicales o barras bravas, como el caso de los Moyano (Padre é hijo), Martínez y la mayoría de los dirigentes de la C.G.T. que durante los noventa se convirtieron en patrones entregando a sus gremios y afiliados a las patronales.
Entonces, tras la tristeza y las lágrimas por el fallido reencuentro entre el pueblo y su líder, las preguntas comienzan a caer solas como cascada: ¿A quien le convino este escándalo de San Vicente? ¿Quiénes se favorecieron con el fallido acto?
¿Quiénes festejaron impidiendo que el Presidente Kirchner cerrara los festejos?
¿Quiénes son los que hoy encargan encuestas para ver el efecto que la pelea tuvo sobre el Presidente? ¿No es sospechoso como los medios televisivos tuvieran preparados los videos sobre los hechos de Ezeiza, los proyectaran y compararan en forma simultanea con San Vicente? ¿No es raro que casi al mismo tiempo en un canal de cable Menem estuviese dando una conferencia de prensa quien sabe desde donde, culpando al Presidente Kirchner por los hechos, acusandolo de instigar a la violencia? ¿No es raro que en otro canal Macri estuviese dando declaraciones sobre lo mismo utilizando casi las mismas palabras?
Esta mezcla de bronca y tristeza, no se va con nada, solo surgen preguntas y algunas respuestas, de verdad quienes me conocen saben de mi espíritu crítico hacia el gobierno, (crítico, pero constructor), y la verdad es que la respuesta surge desde la realidad, cualquiera con 2 dedos de frente y que su sueldo y su trabajo no dependan de ninguna editorial “independiente” coincidirá en que esto solo beneficia a todo el arco opositor, de derecha por su puesto, a quienes ninguna operación de prensa logra arrimar ni por asomo a las encuestas encargadas por ellos mismos con vistas al 2007, derecha opositora de fuera y dentro del Peronismo. Sabido es que intentaron copar el gobierno de Néstor Kirchner y que no encontraron cabida, lo intentó Duhalde, (el patotero), lo intentó Macri y lo intentó Blumberg, solo por mencionar algunos, ninguno pudo, entonces recurren al último manotazo de ahogado, llevar a cabo la vieja consigna de la derecha Argentina, “lo que no podamos conducir, lo destruimos”, lo que quierer conducir es el peronismo, no pueden, entonces, pretenden destruirlo.
También es de público conocimiento que la derecha Argentina, no sólo carece de bandera, sino también de escrúpulos, a lo largo de la historia no dudó en utilizar métodos criminales para tomar el poder o para conservarlo, desde el asesinato político, los golpes de Estado, la tortura, la desaparición de opositores, el genocidio, lo de San Vicente es para ellos un juego de niños, provocar violencia, para luego utilizarla como justificación de sus actos criminales y antipopulares, salvo que ya pocos les creen, solo quienes viven de sus sobras los justifican y festejan, generalmente desde opulentas redacciones y bien iluminadas pantallas televisivas.
La confirmación llega de la forma más sencilla, hoy por la mañana mi compañera fue a la panadería donde un televisor transmitía los hechos de San Vicente, entre los comentarios y lamentos de algunos clientes uno llamó su atención, “Acá tienen que volver los militares”, escuchó, era un policía, si, de uniforme, pistola, gorra y cachiporra, a lo que ella atinó a contestar, “Acá no tiene que volver nadie”, nadie mas dijo nada.
Saquen Uds. Sus propias conclusiones.

F.R.G.

16 de setiembre de 1955.
(Contra el pueblo y sus conquistas.)
24 de marzo de 1976.
(Junto a Videla el "General democrático.)
24 de marzo de 2006.
(La izquierda liberal y la derecha unidas contra nuestras madres y nuestros martires.)
imagen
Que el 24 de marzo de 2006 será recordado como la expresión más genuina del pueblo argentino contra la tiranía oligárquica, suena ya como verdad irreversible, imposible apagar la estridencia de decenas de miles de voces de militantes, de resistentes, de simple gente de a pie vivando al ejemplo de amor, entrega, lucha y sacrificio sin limites, a nuestras MADRES Y ABUELAS DE PLAZA DE MAYO, a los HIJOS, que se cargaron la historia sobre sus hombros y una vez mas, nos convocaron al gesto mas sencillo y digno de los últimos tiempos, repudiar un nuevo aniversario del golpe genocida de Videla y compañía; la mas variada compañía.
Pero este 24 tenia un condimento tan especial como el retorno de un gobierno popular y valiente encarnado en el compañero Nestor Kirchner, que vino a poner las cosas en su justo lugar, a los genocidas en el banquillo y reivindicando desde el ESTADO a sus víctimas, como lo habían prometido tantos desde la llegada a la democracia hace casi 23 años. Por eso la mayoría de los que asistimos a la Plaza el 24 esperábamos un festejo, pausado, medido, reflexivo, repudiante, pero festejo al fin, por haber logrado lo que nuestras Madres tanto habían pregonado, el fin de la impunidad en la República Argentina. ¿Cómo no conmoverse ante un presidente firme y digno que frente al mismísimo generalato se atrevió a decirles lo que cada uno de nosotros alguna vez se imagino? Que se atrevió a plantarles una placa adentro mismo de sus instalaciones recordándoles sus crímenes y el final de sus privilegios. ¿Acaso no fue una victoria absoluta haber sentado a Hebe con su hermoso pañuelo blanco en primera fila y que la concurrencia la vivara allí en el mismísimo lugar donde hace treinta años se decidía la suerte de NUESTROS compañeros?
¿No es por lo que todos habíamos luchado desde hace años lo que esta llevando a cabo este gobierno en materia de derechos humanos? Evidentemente después del acto queda en claro que es lo que la mayoría del pueblo Argentino quiere, pero no todos, la reivindicación de los desaparecidos y el respeto por los derechos humanos, para muchos, es solo cuestión de oportunismo político y gatopardismo.
Aun cuesta salir del estupor, llegué junto a mi compañera acompañando la cabecera de la marcha con los Familiares y las Madres, sin el mas mínimo inconveniente llegamos hasta el frente del palco, quedando flanqueados por dos columnas pertenecientes a militantes PERONISTAS, sin el más mínimo problema, cuando un ilustre desconocido se apodera de los micrófonos del acto y comienza a vociferar que la JUVENTUD PERONISTA estaba agrediendo a las MADRES DE PLAZA DE MAYO, el primer intento de generar un enfrentamiento entre los organismos de derechos humanos, los asistentes al acto y el Kirchnerismo fue un rotundo fracaso ya que a vista de todos quedo evidenciado que tanto los organismos como la J.P y la gente en su conjunto compartían consignas y espacios físicos en el mas absoluto orden que puede esperarse en una manifestación de estas características, luego tras la lectura de la Carta a La Dictadura del Periodista y Militante Montonero Rodolfo Walsh, llegó la segunda y más vergonzosa provocación hacia toda la concurrencia (mas de 100.000, si, cien mil personas), estos pseudos militantes de izquierda vuelven a apropiarse del acto dando lectura a un documento, tan aburrido como descabellado, que solo hubiese quedado para la anécdota si entre sus párrafos no hubiesen comparado al Presidente Nestor Kirchner con el asesino Videla, esto colmó la paciencia de la concurrencia que comenzó a pedir tímidamente primero y a gritos e insultos finalmente que se les de el micrófono a las MADRES DE PLAZA DE MAYO y el colmo, luego de que una MADRE informase a la concurrencia que ellas no adherían a ese documento llegaron a hacer lo que la dictadura jamas pudo, impedirles la palabra a nuestras queridas viejas apagándoles los micrófonos e incluso cortándoles las luces del escenario, pero la tozudez y la valentía de NUESTRAS MUJERES no tiene limites y se las ingeniaron para hacer llegar su palabra a la concurrencia y pedirles que no se sumen a las provocaciones y se desconcentren pacíficamente.
Hasta aquí la crónica de los sucedido.
Evidentemente, la izquierda Argentina, perdón, la dirigencia, de la izquierda Argentina, mas de un militante de izquierda agacho la cabeza en señal de vergüenza, e incluso pidió perdón por culpas ajenas, decía la dirigencia de la izquierda Argentina parece no haber aprendido nada de la historia, y como a lo largo de la misma continua marchando de espaldas a los intereses y los sentimientos del pueblo a quien dice representar, si el uno por ciento de los votos significa representación, y continua tras un poder ficticio que la sigue emparentando con la derecha mas recalcitrante de la sociedad, como lo demostró su alianza con el gorilaje militar en el 55, su apoyo al genocida Videla en el 76, su alianza en los hechos con Macri en Capital Federal para derribar a Aníbal Ibarra hace unos días y su intento por terminar el trabajo de los dictadores é impedir la palabra a nuestras MADRES él ultimo 24 de marzo.
Parecieran que los dirigentes de esta izquierda liberal están tan nerviosos como los generales mas comprometidos de la dictadura, ¿será que temen que esta espiral de justicia, verdad y memoria llegue hasta sus propias puertas y el pueblo les exija ciertas explicaciones?
F.R.G.

Contacto: sirpezvolador@galeon.com
 
     
     
     
     
     
     
     
     
     
 
un servicio ofrecido por Hispavista.com